Banner

Últimas Noticias

Blogs

El tour mundial pide a gritos más torneos como el de El Gringo (Entrevista)

Tiene que haber más torneos del QS como el Maui and Sons Arica Pro. La misma crítica que se viene haciendo desde 1994, cuando se dividió el tour mundial en dos, sigue válida hoy en día: Uno compite en una cancha de ping pong para, de un día al otro, a jugar en Wimbledon.

Por eso es que el CT tiene, por ejemplo, surfistas como Alex Ribeiro, que no supo ni sabe qué hacer ni cómo surfear en ninguna de las etapas de la primera división del tour mundial 2016. Él es un ejemplo más de un mensaje que se repite hace más de 20 años: Practique en olas chicas, obtenga resultados en olas chicas para poder clasificar a un tour de olas perfectas. Una vez en ese tour, aprenda a surfear de nuevo, pues aquí se surfean olas de verdad.

El torneo que concluyó hoy en Arica es la excepción que confirma la regla. ¿Quién es William Aliotti? ¿Quién es Dean Bowen, Alonso Correa y Tomás Tudela? Puede que sean conocidos en determinados entornos, lo que sí es cierto es que si el QS se realizara en olas como las de El Gringo, estarían allá arriba en el ranking mundial junto con otros nombres: Álvaro Malpartida, Martín Jerí, Lucas Chianca y Manuel Selman… Todos ellos son surfers que tal vez sacando la etapa de Río de Janeiro, si se los pone en el CT van a estar haciendo papeles dignos de un surfer del conocido como “circuito de los sueños”.

Al mismo tiempo que se escriben estas líneas, en Japón se está realizando el Yumeya Surfing Games en olas diminutas. En Praia de Fisica, Portugal, se está realizando el Santa Cruz Pro, también en olas pequeñísimas, muy características del verano europeo.

En tanto, en El Gringo, el día más chico de olas, que fue hoy, presentó tubos pesados de cuatro, cinco segundos que levantaron de sus asientos a los espectadores locales y extranjeros en la playa y en su casa, de todas partes del mundo. En los cuatro días anteriores los 50 surfistas inscriptos estaban metiéndose tubos sin parar en olas sólidas de ocho pies.

 

¿Qué clase de torneo de surfing es mejor? El de Chile. Lo más lindo del surfing son los tubos y de eso este torneo tuvo de sobra.
William Aliotti nacido en Saint Martin, en el Caribe, representante de Francia, no había competido en un QS en todo el año. Según dijo en la transmisión en vivo, su primer QS del año fue el de El Gringo porque no había visto ninguno en el calendario que le dieran ganas de competir. Sin ranking alguno, participando desde la primera ronda se convirtió en el primer europeo de la historia en ganar el evento.

Por eso es que el CT tiene, por ejemplo, surfistas como Alex Ribeiro, que no supo ni sabe qué hacer ni cómo surfear en ninguna de las etapas de la primera división del tour mundial 2016. Él es un ejemplo más de un mensaje que se repite hace más de 20 años: Practique en olas chicas, obtenga resultados en olas chicas para poder clasificar a un tour de olas perfectas. Una vez en ese tour, aprenda a surfear de nuevo, pues aquí se surfean olas de verdad.

En segundo lugar se ubicó Dean Bowen de Australia. Sus amigos Anthony Walsh –ex campeón del torneo- y otros australianos tubeadores que vinieron al torneo le dijeron que vaya para Arica porque le iba a ir bien en el campeonato porque hay tubos. Así sucedió… Este fue el mejor resultado de Bowen en el año.

¿Qué está diciendo esto? Que hay una raza de surfers, de los más interesantes del mundo, que el tour mundial está desaprovechando. Que no encuentran cabida en la división de acceso para el tour de los sueños. Y que aquellos que sí logran resultados son los que vuelan aéreos en olas de 20 centímetros luego de zapatear de afuera hasta la orilla.

El tour pide a gritos más torneos como el de Arica, pide a gritos que se vean surfers en el CT que no llegaron a Wimbledon luego de jugar al ping pong, sino que llegaron a Wimbledon luego de jugar en Queen’s.

En El Gringo, el drama y la gloria se vivió día tras día, con olas gigantes y perfectas. Series que hacían que la playa se silencie, que se levante en gritos y en aplausos. Lo mejor del surfing se vio en estos cinco días. Y es gracioso, porque en el día final, el que tuvo “peores olas”, cuando el set de olas quebraba, tubos largos, pesados y perfectos quebraban.

En la final Aliotti marcó la diferencia con un 10 –un tubazo largo y pesado, claro- que respaldó con un 7,50 –de un tubazo largo y pesado-. En tanto, Bowen sumó un 9.17, por un tubo grande que respaldó con un 5,83 con un tubo un poco más chico –soñado para cualquier mortal-.  

El Gringo le dio su chance a Dean Bowen, necesitando 8,3, mandó el 10, pero después de pasar por toda la ola adentro de un tubo larguísimo, se cayó en la puerta tras golpear un bache.   

Un destaque enorme se merecen los peruanos Alonso Correa y Tomás Tudela que se ubicaron en tercer lugar. Tienen 18 años y brillaron en cinco días de surfing de tubos. Tudela dijo que si el QS se realizara en condiciones como estas, el primero, segundo, tercero y cuarto del ranking serían compatriotas suyos. Alonso matizó, pero estuvo de acuerdo que si hubiera más torneos como el de Arica, las chances de los surfers de olas pesadas serían mayores de llegar al CT –a correr olas de verdad-.   

En un par de días comenzará en Huntington Beach, California, uno de los torneos más importantes del año para aquellos que pretenden clasificar al CT, el US Open. Las olas estarán muy pequeñas y más de uno va a estar pensando en lo entretenido que estuvo el torneo de El Gringo, en el que quebraron tubos cuadrados todos los días.  

Resultados finales
1: William Aliotti (FRA) 2: Dean Bowen (AUS) 
3: Alonso Correa (PER) y Tomás Tudela (PER) 
5: Manuel Selman (CHI), Álvaro Malpartida (PER), Martín Jerí (PER) y Lucas Chianca (BRA).

La jornada en números 
Cero: No hubo tablas partidas en el día final.   

Cero: Tampoco hubo atención médica en la jornada.   

Dos: Drones que se estropearon en la jornada. Uno cayó al mar y otro colisionó con la estructura.   
2.000 dólares: Valor estimado de cada uno de los drones.   

5’11: Tamaño de la tabla Stretch que usó Aliotti en la final.   

Uno: Cantidad de olas nota 10 en todo el torneo.   

2035,5: Kilómetros entre Santiago y Arica, que Aliotti los hizo en auto frenando para surfear olas perfectas en el camino.   

10.000 dólares: Premio del campeón del Maui and Sons Arica Pro, que William Aliotti se llevó para su casa.

500: Cantidad de tubos surfeados en los últimos siete días en El Gringo. 

1.000: Cantidad de personas con taquicardia en la playa.

 

Fuente: Surfline

  • Título: El tour mundial pide a gritos más torneos como el de El Gringo (Entrevista)
  • Posted by:
  • Fecha: 8:37 PM
  • Etiquetas:
  • Comentarios

0 Comentarios

Top