Banner

Últimas Noticias

Blogs

La WSL compró la compañía de olas de Kelly Slater y esto es lo que dijo el campeón al respecto

"Esto no reemplazará nada en surfing; será solo un suplemento..."

Como buena parte de las personas dentro del mundo del surfing, desde el 18 de diciembre de 2015 -cuando se hizo pública la primera filmación sobre la piscina de Slater-, he intentado consultar al campeón mucho más de lo usual. 
Y, como la mayor parte de las personas de este mundo, he tenido que esperar y oír rumores. Kelly utilizó como principal recurso a sus redes sociales en donde fue posteando los clips que se adueñaron de internet en distintas ocasiones.

Todo cambió esta mañana.  

Hoy, la WSL anunció públicamente que comprarán la KS WaveCo por una suma no revelada —su primera y única adquisición en más de tres años y medios- y finalmente logré hablar con Kelly Slater.

Pero antes de hablar con Kelly, lo hice con el CEO de la WSL, Paul Speaker y el comisionado Kieren Perrow para saber qué implicará esta transacción para el mundo del surfing profesional. Resulta que para ellos significa mucho. “Un antes y después en el deporte", dijo Speaker. 

El negocio de todos modos no fue una gran sorpresa para muchos en la industria ya que habían algunos activos compartidos entre la WSL y la KSWC —entre Dirk y Natasha Ziff y el manager de Kelly, Terry Hardy—. Aunque de acuerdo a Speaker, crearon "unos muros" entre ellos que hicieron que se mantenga la confidencialidad. 

Estructuralmente, según Speaker, el negocio funciona de la siguiente forma: "WSL Holdings es la compañía madre. Entonces estas dos empresas, WSL y la Kelly Slater Wave Co. serán empresas hermanas y luego, como todas las corporaciones habrá recursos compartidos".  

En referencia a cómo fue que el negocio se realizó, se informó que como todo lo que tiene que ver con competencia, pasó por la oficina del comisionado, lo que significó que Kieren Perrow debió aprobar la ola —necesitó "sentir que la misma tenga la energía de una que quiebra en el océano"-, dijo Speaker, previo a que la WSL sacara la chequera.  

Perrow, Speaker y Jesse Miley-Dyer fueron la segunda camada de personas que visitaron la ola el mes pasado, y KP quedó impresionado, comparando la ola, como lo han hecho otros, a una sección de la ola australiana de Greenmount. 

“No sabes, como parece en el video, que es lo que va a pasar cuando estás ahí, porque la escala de las cosas es realmente impresionante”, dijo Perrow. “La piscina es mucho más grande de lo que me imaginaba y la ola es mucho más larga. Es más poderosa de lo que esperaba. Tenía muchas preguntas, y encontré las respuestas luego de surfear la ola. Cuando ves esa sección poniéndose tubular, tus instintos se hacen presentes y sientes que estás surfeando en cualquier lugar del mundo en el que una ola quiebra y te adaptas a la misma. Fue una experiencia increíble y muy interesante". 

¿Será la ola de Leemore, California, el lugar para realizar una etapa del CT? “Debemos dedicar tiempo y trabajar en cómo adaptaremos la ola y refinar la tecnología par que se adapte a un torneo del CT", dijo. “Pero obviamente la belleza de todo esto es que todos pudimos ver que el potencial está ahí, y lo que se ha logrado es increíble".  

Como CEO de la WSL, una de las metas de Speaker es que el deporte crezca profesionalmente. Más fans significa más clientes. "El potencial de todo esto sobrepasa lo que en este momento podemos reconocer como posible. La cantidad de gente, de entusiasmo, la exposición de nuestros atletas... Los canales de TV finalmente podrán colocar el torneo a una hora en punto y que el torneo esté en vivo. Además, deja de haber una limitación geográfica. Podemos colocar piscinas en lugares donde sabemos que es importante que el deporte crezca, en mercados emergentes", dijo Speaker. 

Antes de cortar con Speaker, este se refirió a Slater: "Piensa en lo que ha hecho Kelly. Su compromiso con este proyecto diría que es la más grande contribución que cualquier atleta ha hecho en la historia a su deporte". 

Un gran parlamento que puede ser cierto.

Debía hacer otra llamada, y Kelly atendió. Esto es lo que dijo. 

Surfline: Este no fue tu primer proyecto de piscinas de olas, ¿correcto?  
Kelly Slater: Correcto. Diez años atrás cuando trabajé con la ola circular. Ahí fue cuando el entusiasmo espontáneo comenzó en mí. Ver la piscina en forma de anillo y pensar en las posibilidades... Recuerdo mostrársela a los Hobgoods y a Andy Irons y a mucha gente, y preguntarles qué les parecía, y todos respondían: "Dios, sería tan increíble tener una ola en la que se pueda surfear por siempre, y entubarse o hacer lo que uno quiera. Una ola que realmente uno podría realizar". Trabajamos en esto por algunos años pero luego perdió dirección y la tecnología cambió. Por lo que cada uno tomó caminos distintos de forma amigable en aquel entonces.

"Cuando lo ves se convierte en algo simple, pero hay matemática muy específica que debes resolver para tener la velocidad y altura correspondiéndose" 

Kelly Slater

¿Podrías hablar de la tecnología? 
Trabajé principalmente con nuestro científico, Adam Fincham. Quería hacer una ola que en términos científicos se llama "solitón", que es como de un groundswell. Siendo surfista, estaba muy lejos de la mente científica de Adam, por lo que el proceso consistió en él y yo intentando decodificar lo que el otro estaba diciendo. Él realiza explicaciones de forma científica con efecto y consecuencia e hipótesis y todo ese tipo de cosas. Y yo solamente quiero la respuesta (risas). Es decir, no quiero pasar por la jerga sino saber cómo funciona. Por lo que trabajamos juntos durante años descifrando el tipo de ola que queríamos crear, cómo crearla y cómo hacer que los ingenieros sean capaces de fabricarla. Al final del día todo se resume en: ¿Cómo creas un swell? ¿Cómo impartes la energía para que en la mecánica de la ola se transforme en eso? Y ahí es donde puedes meterte dentro de algunos temas de propiedad intelectual. De alguna manera no quiero hablar del tema porque me parece muy interesante cuando la gente no sabe porque su imaginación empieza a funcionar. Solo diré que es un mecanismo muy simple que pasa por el agua y le da ángulo a un swell y a toda la energía en el momento correcto con la dirección indicada. Cuando lo ves se convierte en algo simple, pero hay matemática muy específica que debes resolver para tener la velocidad y altura correspondiéndose. 

¿Curvas de nive? 
Las curvas de nivel no son muy difíciles, no lo creo. Es más un asunto de ajustar las profundidades, o ratios de profundidades a la altura de la ola. También la velocidad y cómo el fondo llega a un escalón y va gradualmente haciéndose menos profundo. Hay muchas formas de crear esto y de utilizarlo de la forma correcta. Todavía estamos limitados por el tamaño de la propiedad -el lago ahora es de 2.000 pies de largo- y por la forma como quiero hacer los fondos, pero estoy bastante contento con el resultado. Es muy divertida y se ve bien.

¿Cómo se ha dado el lado financiero del proyecto? 
Diez años atrás me reuní con todos los que hacían la SIMA, todos los gerentes de las empresas. Unos 25. Pensé que esto podía ser algo grande para el surfing. Y creo que todos realmente disfrutaron de la idea y de lo que significaría en el futuro. La idea de expandir las industrias. Quería que esto implicara a otra marca además de Quiksilver, que ya me estaba respaldando. Quería que fuera algo para todo el surfing. Pero al final del día fue difícil alinear a todas esas personas, todos tenían ideas distintas sobre esto. Líneas de tiempo, finanzas y presupuestos de marketing... Ese tipo de cosas. Por lo que, creo que el nivel de emoción sobre el proyecto de todos estaba en el mismo lugar, pero no tuvimos la suerte de lograr que cada una de las 25 personas ponga un millón de dólares para financiar el proyecto en aquel entonces. 

¿Por qué en Lemoore? 
Básicamente fuimos a un lugar donde había un lago. Y en ese sentido la decisión fue fácil porque buena parte del terreno tenía desarrollos que nos servían para llevar adelante el proyecto. El lago estaba aquí hacía 20 a 25 años antes que llegáramos nosotros. La decisión se tomó porque el precio no era super caro y porque tenía algunas estructuras que nos servían, lo que nos servía para acomodar lo que necesitábamos para que la ola se hiciera.

La WSL habla de un lugar de entrenamiento. ¿Tu estabas pensando en eso cuando la estabas haciendo?  
Pensé en eso. Como un half-pipe o un bowl; skating o snowboarding… Una de esas cosas que creas, le das forma e intentas la misma cosa una y otra vez. El aspecto de "centro de entrenamiento" definitivamente fue algo en lo que pensé. Y también pensé en divertirme, claro. Poder intentar algo a un nivel de elite pero que también se puede llevar a un nivel de diversión e incluso a nivel de principiantes. Así, ser capaz de realizar un montón de olas distintas. Y podrá sonar como un cliché, pero es un negocio de "fabricalas y vendrán". Es una de esas cosas que nadie podía comprender hasta que lo vieron; ahora parece que todos lo entienden, como si siempre hubiera existido. 

¿Cómo crees que puede afectar a los campeonatos?
Si algún día se realiza un torneo del circuito mundial, o cualquier torneo, será estrictamente sobre el surfing que se estará realizando. No sobre estrategia, ni sobre la pelea por las olas. No se tratará de nada más que los aspectos técnicos de cómo surfeas. Es una comparación mucho más fácil cuando le das a dos personas la misma ola y ver cómo la eligen surfear. Creo que eso cambia toda la mentalidad sobre cómo se piensa la competencia. Todo se traduce literalmente a performance, cuán lejos empujarás tu nivel o qué tan conservador serás, y también sobre cuánto vas a arriesgar para presionar al otro. 

 

Fuente: Surfline
By Marcus Sanders

  • Título: La WSL compró la compañía de olas de Kelly Slater y esto es lo que dijo el campeón al respecto
  • Posted by:
  • Fecha: 11:47 AM
  • Etiquetas:
  • Comentarios

0 Comentarios

Top