Banner

Últimas Noticias

Blogs

Rob Machado: Dios Zen del Surf

Fuente: Eurosport.es

Rob Machado ha sido el icono del espíritu más setentero del surf, el guardián del alma del surf, un hippy de la olas.

Siempre hubo algo innato en sus movimientos, incluso en su actitud, que le hacía alcanzar la armonía perfecta con la ola. Probablemente sus delicados movimientos sobre la tabla que provocaban que domase las olas con desapasionada elegancia. Nadie ha leído como él los tubos. Este icono de los goofyfooters (surfistas que ponen el pie derecho delante) despliega una forma de surfear hipnótica. Quizás por eso Mr. Smoothy nunca ha ganado un Mundial, para él "el estilo es el núcleo del surf". Nunca se ha molestado en competir con un ganador feroz como Kelly Slater. Rob Machado ha sido el icono del espíritu más setentero del surf, el guardián del alma del surf, un hippy de la olas. Figura decisivo en la 'Momentum Generation'.

Es imposible olvidar aquella semifinal del 95 en el Pipeline de Hawai. Kelly y Rob, buenos amigos fuera del agua, se jugaban el Mundial y el mar, que parecía saberlo, les regaló unos tubos espectaculares para disputar una de las mangas más recordadas de la historia del surf. Slater y Machado se divirtieron e hicieron disfrutar a los espectadores que se agolpaban en la playa. Al final de su última ola, Rob recortó hacia dentro y rodeó a Kelly chocando su mano. Un gesto que resumía su forma de percibir un deporte que siempre entendió más como un placer que como un deber: "No compito con otro, salgo a surfear la ola. A disfrutar ese momento íntimo que te regala el mar. Soy yo, la tabla y la ola".
 

Rob Machado no ganó ningún Mundial, pero tampoco le hizo falta para convertirse en el surfista más influyente para muchas generaciones. Una fuente de inspiración por su forma de entender el surf y su estilo sobre la tabla. La Enciclopedia del Surf le calificó como "el surfista más sutil de su generación". Sin embargo, Rob decidió formar una familia y la competición pasó a un segundo plano. Corría el año 2001 cuando un día se ausentó de una reunión con su equipo, el ASP, y decidieron, sin avisar, reemplazarle. "Les dije: "¿Cómo? Espera un segundo. Yo tengo una razón para no presentarme a la reunión: ¡he tenido un bebé la semana pasada!'. Pero la mayoría de los chicos del circuito no tenían hijos y nadie me apoyó. Aquello me abrió los ojos".

Machado abandonó la competición y formó un hogar con su esposa, pero la cosa no salió como esperaban. Tuvo dos hijas (Macy y Rose) antes de que su mujer se marchase con las niñas y le pidiese el divorcio. Machado se hundió: "Después de mi primer divorcio, estaba roto por el dolor. Devastado. Así que me fui a Bali, en busca de mí mismo. Y la belleza que vi en la gente de Bali me ayudó a curarme. Curarme y conocerme a mí mismo. Siempre voy a respetar y amar a Bali por darme lo que me dio entonces". De aquella experiencia surgió un documental llamado 'The Drifter', en el que Rob cuenta ese viaje interior y exterior. Tras aquello se recuperó, volvió a su casa al pie de la playa, comenzó a surfear de nuevo, conoció a su segunda esposa y vino al mundo su hijo Jax.

Pese a no competir, Machado sigue siendo el surfero más influyente tras convertirse en una suerte de embajador del surf. Se decantó por desarrollar la versión más pura del deporte, la que se realiza con las tradicionales 'alaias' polinesias, tablas de madera sin quilla. Una filosofía purista que también ha extrapolado a su vida fuera del agua. Rob está muy comprometido con las causas benéficas, especialmente con las que tienen que ver con problemas ambientales. Fundó la Fundación Rob Machado para recaudar dinero gracias al que ha puesto en marcha decenas de iniciativas como los proyectos de perforación de pozos en Indonesia o en Brasil.

Machado ha tratado de sensibilizar especialmente a la sociedad sobre el problema del agua potable: "El agua es vida. Cuando viajé a Indonesia, en busca de olas, me encontré una realidad distinta a la occidental. Después, en África o en Brasil, he convivido con personas para las cuales un cubo de agua potable es la diferencia entre la vida y la muerte. Cientos de miles de niños caminan kilómetros al día cargando pesados barreños para llevarlos a sus casas desde los depósitos, al carecer de agua corriente en sus hogares. Y nosotros nos dedicamos a tirárnosla alegremente, entre risas, aburridos de una vida sin sentido. Creo que los surfistas podemos hacer algo, desde el pensamiento global a la acción local, para mejorar esto. Tú decides tu acción”

Así es Mister Zen. Un tipo de ensortijada melena rubia coronando un afilado rostro que gobiernan unos ojos profundamente claros. Todo coronado por una tranquilidad vital que le otorga cierto halo de divinidad hindú. Rob Machado, surfista, fabricante de tablas, músico, fotógrafo, actor, director de cine... El dios de las olas que reina en el Valhalla del surf. Aloha!

  • Título: Rob Machado: Dios Zen del Surf
  • Posted by:
  • Fecha: 1:04 PM
  • Etiquetas:
  • Comentarios

0 Comentarios

Top